Andina

La Contraloría General de la República contará este año con 25 oficinas regionales de control, a fin de reforzar la fiscalización en las regiones, las cuales, en algunos casos, enfrentan denuncias por presuntos actos de corrupción. 

A través de su cuenta oficial en Twitter, la institución fiscalizadora destacó que sus oficinas regionales pasaron de tener un número mínimo de trabajadores a 30 para fortalecer el control.

Asimismo, la Contraloría recordó que ha desplegado mayores esfuerzos para el debido control en el interior del país desde 2009 con los operativos respectivos.

La institución indicó, por ejemplo, que los gobiernos regionales y locales ejecutaron recursos del canon de manera desordenada, deficiente e ilegal, en algunos casos, y que a la corrupción se le ha sumado la criminalidad organizada y el lavado de activos. 

"Urge un trabajo conjunto de instituciones anticorrupción", enfatizó tras considerar que la descentralización exige mayor compromiso de fiscalización y acompañamiento de instituciones anticorrupción.

ANDINA