¿Cuánto afecta la caída de ´Alipio´ a Sendero Luminoso?

El periodista Pedro Yaranga, experto en narcotráfico y terrorismo, consideró que será imposible que otro mando militar reemplace la capacidad operativa de ´Alipio´
Andina

El periodista, Pedro Yaranga, experto en narcotráfico y terrorismo,  opinó que el operativo militar que abatió a los senderistas "Alipio", "Gabriel" Y "Alfonso", es el más contundente dado por las fuerzas armadas al narcoterrorismo afincado en el Vraem.

Señaló la importancia de los mandos militares que cayeron el último domingo en el sector de Llochegua, en Huanta, Ayacucho. Precisó que Alejandro Borda Casafranca (a) "Alipio" era el mando número 2 de la organización, mientras que Marco Antonio Quispe Palomino (a) Gabriel, el número 4. "Alfonso" se desempeñaba como jefe de seguridad de "Alipio". 

El especialista detalló que Alipio era un mando militar especializado en minados, transporte de equipos bélicos y derribamiento de helicópteros, y que sería "imposible" que otro cuadro reemplace su capacidad operativa.

Indicó que el único mando que hubiera podido tomar su puesto, era el camarada "William", pero este fue abatido en setiembre de 2012. En ese sentido, consideró muy difícil que el grupo terrorista pueda recomponer con eficacia su línea de mando militar.

Comentó que quien podría ser promovido en reemplazo del número 2 de Sendero Luminoso, sería el camarada "Dino", pero indicó que este no tiene mucha notoriedad.  

"No será fácil, pero tampoco es imposible, porque tienen en camino otros mandos que están en formación, pero con la calidad que tenían estos dos mandos, sobre todo de "Alipio" va a ser imposible", señaló.

Respecto a "Gabriel", dijo que este solo cobró notoriedad con las acciones de Kepashiato y a través de una entrevista televisiva, aunque no desestimó su importancia en la organización. 

Yaranga, no descartó una contraofensiva de los senderistas, tras las recientes bajas e hizo un llamado a ser cautelosos. "Pueden estar minimizados, sin mandos, pero incluso en estos casos hay que cuidarse de alguna acción, por ejemplo, suicida", advirtió.

Sobre la posibilidad de arremeter contra estos remanentes debilitados en el Vraem, recomendó no apresurarse, y por el contrario opinó que hay que apostar por la contundencia de las acciones militares, las que indicó, requieren de tiempo.