El presidente de Ecuador, Rafael Correa, afirmó que su país no intervendrá en el proceso contencioso en La Haya entre Perú y Chile, si la administración de Alan García no objeta la Carta Náutica ecuatoriana en la que Quito establece sus límites marítimos.
 
En declaraciones a la prensa, en la ciudad de Loja, Correa saludó que Perú y Chile resuelvan sus diferencias en instancias jurídicas internacionales y no por la fuerza.
 
"El propio gobierno peruano afirma que no existen problemas limítrofes con Ecuador, tenemos la Carta Náutica donde se establecen nuestros límites marítimos y de no haber objeción de parte del Perú, no habrá necesidad de que participemos en proceso jurídico en La Haya", explicó.

Añadió que "de hecho es saludable que problemas limítrofes que antes se dirimían de forma violenta se resuelvan en instancias jurídicas. Luego que se absuelva de sentencia del caso, espero que se acepte esa decisión y no existan mas conflictos".

De otro lado, tras respaldar el pedido peruano para que la Universidad de Yale devuelva a nuestro país, piezas arqueológicas de Machu Picchu, Correa adelantó que elevará éste tema al pleno de la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur)

Texto: Carlos Villarreal