Fuero militar inició investigación e interrogatorios por caso espionaje

Carlos Mesa Angosto, presidente del Tribunal Supremo Militar Policial, anunció además que la próxima semana presentará una contienda de competencia ante el TC por el caso.
Foto: RPP
El presidente del Tribunal Supremo Militar Policial, contralmirante Carlos Mesa Angosto, informó que el fuero militar ya inició la investigación y se han realizado los interrogatorios a los testigos en el proceso que se le sigue al suboficial FAP Víctor Ariza Mendoza  por los delitos de espionaje y traición a la patria.

"La justicia militar ya inició las investigaciones y viene interrogando a todos los testigos", declaró en declaraciones a la Agencia Andina.

Señaló que el juez de la Fuerza Aérea del Perú (FAP), Fernando Chávez, está dirigiendo las diligencias que el fiscal militar viene desarrollando en el penal de Piedras Gordas, donde se encuentra recluido Ariza.

Mencionó que, en los interrogatorios también está comprendido el técnico inspector FAP, Justo Rufino Ríos Aguilar, presunto cómplice de Ariza, y quien también cumple detención en el penal de Piedras Gordas en el distrito de Ancón.

Mesa Angosto ratificó su decisión de presentar la próxima semana una demanda de contienda de competencia ante el Tribunal Constitucional (TC), en caso de que la jueza Antonia Saquicuray insista en no inhibirse de este caso.

En tal sentido expresó su convicción en que el TC le dará la razón a la justicia castrense.

"El bien protegido es la seguridad nacional que ha sido vulnerada. Y es función de las fuerzas armadas velar por la soberanía, la independencia y la integridad territorial", sentenció.

En la misma línea, lamentó que la magistrada Saquicuray haya impedido la participación del procurador militar durante el interrogatorio realizado a Ariza en el penal donde se encuentra recluido.

De otro lado, expresó su sorpresa porque la fiscal de la Nación, Gladys Echaíz,  defendió la competencia del fuero civil en este caso.

Destacó que el presidente del Poder Judicial, Javier Villa Stein, y por el flamante titular de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Diego García Sayán, hayan opinado que este tema debe ser dirimido en el fuero castrense.