Joel Segura: Trabas legales impedían extradición de Belaunde Lossio

El procurador Joel Segura indicó que pronunciamientos pendientes del Tribunal Constitucional boliviano impedían concretar la extradición de Belaunde Lossio.
Lima
00:00

El procurador anticorrupción, Joel Segura, reiteró que el Estado peruano desplegó todas las acciones legales para lograr la extradición de Martín Belaunde Lossio, pero que existían recursos pendientes en el Tribunal Constitucional de Bolivia que impedían concretar la entrega del empresario peruano antes de que fugara el último domingo.

En diálogo con RPP Noticias explicó que se trataba de un proceso "bastante complejo" que incluía el pedido de extradición y la solicitud presentada por el imputado ante la CONARE para adquirir la condición de refugiado.

Señaló, que pese a que la solicitud de extradición ya había sido aceptada, las apelaciones presentadas por la defensa de Belaunde Lossio, representaron un gran obstáculo para el Estado peruano toda vez que Bolivia "nos pedía que el Tribunal Constitucional definiera los procesos pendientes".

Sin embargo, afirmó que pese a ello en las últimas semanas las cancillerías de Perú y Bolivia articulaban acciones conjuntas para determinar la fecha de extradición de Martín Belaunde Lossio.

Con estas afirmaciones, Segura, contradice al canciller boliviano, David Choquehuanca, quien en la víspera afirmó que tanto el Tribunal Constitucional de su país como la CONARE habían comunicado que no existían procesos pendientes en este caso. Incluso, afirmó que el Estado peruano no había respondido a la notificación de su país en la que se pedía determinar el modo y la fecha de la entrega de Belaunde Lossio.

PERÚ SI SOLICITO CÁRCEL PARA MARTÍN BELAUNDE

Segura afirmó que en enero de 2015 el Perú solicitó prisión preventiva en cárcel para Belaunde Lossio a Bolivia, pero que ese mismo mes el Tribunal Suprema de Justicia del país altiplánico ordenó la detención domiciliaria.

Indicó que más tarde, en marzo de 2015 al solicitarse la ampliación del arresto provisorio del exasesor de campaña de Ollanta Humala, las autoridades bolivianas admitieron el pedido pero mantuvieron el arresto domiciliario.