La lideresa de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, deseó un feliz Día del Padre al presidente de la República, Ollanta Humala, momentos antes de partir rumbo a la Diroes para visitar a su progenitor, el exmandatario Alberto Fujimori.

La excongresista conversó brevemente con RPP Noticias al abandonar su vivienda en Surco y contó que el regalo para su padre era un pijama y algunas cosas para baño.

Tras una semana de que el jefe de Estado, Ollanta Humala, anunciara al país su negativa a conceder el indulto a su padre, admitió que había pensado en la posibilidad de  agasajar a su padre en libertad.

"Nos hubiese gustado pasar el Día del Padre con él en libertad. Ha sido una noticia dura, sobre todo para él, pero se va a reponer", expresó.

Fujimori Higuchi reiteró que la lucha por la liberación de su papá seguirá, y para ello evaluarán otras vías legales.

Anotó que por ahora su familia se toma un tiempo para asimilar este golpe, pero que luego se reunirán con el abogado César Nakazaki, defensa legal del exmandatario, para evaluar "las múltiples posibilidades para seguir peleando".

"¿Qué vamos a hacer? Aún no lo hemos decidido, pero en su momento lo anunciaremos a través del señor Nakazaki", sostuvo.

Al referirse a la reciente encuesta nacional urbana de Ipsos Perú que  arroja que un 48% aprueba la decisión de Humala a negar el indulto, y otro 48% lo desaprueba; reconoció que las opiniones están divididas en el país y que hay polarización.

De otro lado, prefirió no ahondar en comentarios respecto a la baja de la aprobación presidencial, que en junio alcanza 41%, cinco puntos menos con relación a mayo.

"Para una análisis no es el mejor día, pero sí, hay algunas expectativas no cumplidas. Sabrá él analizar cuáles son estas demandas o promesas quizá no cumplidas y que el pueblo está pidiendo. Le deseo que pase un lindo día", concluyó.