La lideresa de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, llegó, junto su hermana Sachi Fujimori, a la clínica La luz ubicada en el cercado de Lima, para informarse sobre el estado de salud de sus padres, Alberto Fujimori y Susana Higuchi, quienes se encuentran internados en ese centro médico.

En breves declaraciones a la prensa dijo que en las últimas semanas la salud de su padre ha evolucionado favorablemente, pero que se le están realizando exámenes médicos de modo preventivo.

Indicó que si los resultados son positivos permanecería en la clínica solo hasta este sábado.

Sobre la salud de su madre, detalló que fue operada de emergencia por una infección relacionada a una lesión en la cadera por la que ya había sido sometida anteriormente a otras dos intervenciones quirúrgicas.

Precisó, que entre seis a doce semanas más, tras recuperarse de la infección, será intervenida nuevamente para colocarle una prótesis que le permita caminar otra vez.