Mavila y Velásquez Quesquén insisten que debe definirse papel de Heredia

Mavila: "Heredia es la portavoz de la política económica. Es evidente la alianza de Castilla-Heredia en la renuncia de Villanueva". Velásquez Quesquén: Heredia toma decisiones en el Estado que afectan la institucionalidad.

Los congresistas de la bancada Acción Popular-Frente Amplio, Rosa Mavila y el de Concertación Parlamentaria, Javier Velásquez Quesquén enfilaron sus críticas contra la primera dama Nadine Heredia por su papel durante la última crisis que puso en un limbo al gabinete Cornejo.

Velásquez Quesquén, cuya agrupación votó en contra, manifestó que quien ha generado esta crisis política, que no se ha visto en los últimos 50 años, "es Nadine Heredia; hay un 70% del país que considera que es una persona que no ha sido elegida por el pueblo, quien bajo varios argumentos está tomando decisiones en el Estado que afectan la institucionalidad", expresó en Ampliación de Noticias.

El político aprista también consideró que hay muchos ministros, en especial del de Economía, Luis Miguel Castilla, que están cansados, "todo el mundo le reconoce sus condiciones técnicas, pero de pronto aparece como operador político partidario y afectando gravemente la jerarquía constitucional", dijo.

Finalmente consideró que la actuación de la primera dama es ilegal. Eso se tiene que definir. "O es ella la portavoz del gobierno o es el presidente del Consejo de Ministros", consideró.

Por su parte, la congresista Mavila consideró que el tema de fondo de la crisis de estos últimos días "es con respecto a Nadine Heredia, ella no actúa sola, es la portavoz de la política económica. La alianza de Castilla-Heredia fue evidente en el contexto de la última crisis que se dio en el país", expresó.

Incidió en que el despido del premier César Villanueva y la actuación de Castilla "demuestran que hay un consenso básico que tiene detrás un determinado modelo económico, frente al cual nosotros discrepamos. Nosotros hubiéramos retrocedido en favor de un voto favorable si hubiéramos visto algunas señales de debate sobre el Sueldo Mínimo Vital", expresó.

Según Mavila, lo que se ha visto es que el presidente Humala ha coincidido con el presidente de Confiep en una crítica tradicionalista en la política.

"Según las palabras de Ollanta el Congreso es politiquero y eso es una mala lectura de lo que ha pasado. Lo que ha pasado no es solo un tema sobre la conducta de Heredia sino que detrás hay temas estructurales como del debate del SMV", manifestó.

Insistió que detrás de Nadine Heredia en el tema del SMV estaba Castilla que ahora está guardando silencio "los poderes fácticos, como la Confiep, salieron a defender a Castilla" puntualizó.

Cuando el presidente Humala dice que la clase política no debe pelearse por intereses mezquinos, esa expresión tiene un tufillo fujimorista previo al autogolpe del 5 de abril 1992.