Nacionalismo apoya investigación a jefa del Onagi, Dacia Escalante

Tomás Zamudio, vocero del oficialismo, negó que Escalante sea ´operadora política´ del gobierno, al rechazar que los gobernadores del país sean utilizados para hacer proselitismo en favor del gobierno.

El Partido Nacionalista no se opone a una pronta investigación a Dacia Escalante, jefa de la Oficina Nacional de Gobierno Interior (Onagi), afirmó el legislador Tomás Zamudio, vocero del oficialismo.

Si bien, dijo, Escalante no acudió a la citación que le hizo la Comisión de Fiscalización, Zamudio respaldó que la cuestionada funcionaria haya expresado su disposición a asistir a declarar al Parlamento las veces que sean necesarias.

En vista de las denuncias en contra de Escalante, la más reciente referida a que utilizó 430 mil soles destinados a fines sociales, para comprar 2 mil canastas navideñas para funcionarios de su sector, el congresista aseguró que su partido y su bancada, Gana Perú, no se opone a que se reglamenten las funciones de la Onagi, a fin de una mayor regulación.

Asimismo, negó que la jefa de la Onagi sea "operadora política" del gobierno, al rechazar que los gobernadores del país sean utilizados para hacer proselitismo en favor del gobierno.

"Tenemos conocimiento de que los gobernadores a nivel nacional son independientes. Son notables de las regiones y distritos, y su función principal es fiscalizar los programas sociales del gobierno", remarcó.

DEFENSA A NADINE HEREDIA

De otro lado, Zamudio indicó que si bien respeta las opiniones del partido Acción Popular en torno al rol de Nadine Heredia, no las comparte bajo ningún punto de vista.

Acción Popular rechazó que la alcaldesa de Lima, Susana Villarán, haya comparado a la extinta primera dama Violeta Correa con Heredia, al señalar que la esposa del también desaparecido mandatario Fernando Belaunde Terry, no fue una operadora política o buscara mayor protagonismo que él.

"La conducta y participación de la primera dama está de acuerdo a las normas vigentes, en ningún momento ella quita protagonismo al presidente sino que hay la sensación de que hace muchísimos años el pueblo o presidentes no tenían una primera dama en forma cotidiana y práctica", opinó Zamudio.