Luego que el Reino Unido remitiera ayer (jueves), por medio de su embajada en Lima, un comunicado al Ejecutivo, donde afirma sentirse “decepcionado” por la cancelación de la visita de la fragata HMS Montrose a nuestro país y por cómo fue manejada esta situación por el Gobierno peruano, la cancillería, presidida por Rafael Roncagliolo, responderá este viernes al comunicado británico, según declaró el presidente del Consejo de Ministros, Oscar Valdés.

Como se sabe, el referido comunicado señala que la suspensión de la llegada del navío militar inglés a la Base Naval del Callao “ha sido percibido por el pueblo en Reino Unido como un acto poco amistoso”.

Asimismo, reitera que la visita de la fragata no había sido cancelada, como manifestó  el canciller Roncagliolo, sino “que estaba retrasada y que no estaría en capacidad de arribar al Callao en la fecha programada”.

El segundo comunicado de los británicos provocó diversas opiniones en la clase política peruana, siendo la legisladora de Alianza para el Gran Cambio, Lourdes Alcorta, una de las más resaltantes, quien manifestó que la cancillería deberá responder diplomáticamente por este impasse con el país europeo. Su par, Mauricio Mulder, no se quedó atrás y consideró que, si el canciller Roncagliolo ha mentido, merece ser interpelado y censurado.

Frente a estas reacciones de la oposición, se esperaba que el Gobierno se pronuncie. Pero no ocurrió así. El presidente del Consejo de Ministros, Óscar Valdés, evitó comentar sobre el comunicado porque se trata de “un tema netamente técnico, muy especializado que la cancillería está estudiando”. Sin embargo, indicó que el Gobierno respalda la labor del ministro de Relaciones Exteriores, Rafael Roncagliolo .

Hace pocas horas se presentó a los medios un comunicado emitido por la embajada británica en Lima el 14 de marzo del presente año, el cual daba a entender que el navío inglés HMS Montrose no iba a llegar al país por problemas mecánicos.