Perú y Chile consideran conformar una fuerza binacional para la paz

El 2+2, celebrado en el Palacio de Torre Tagle en Lima, se reanudó entre los dos países tras siete años, cuando se suspendió por el anuncio de Perú de interponer una demanda ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya.

La posibilidad de conformar una unidad binacional para operaciones de paz, la celebración del Consejo de Integración Social, y el intercambio de instructores de las Fuerzas Armadas, son algunos de los acuerdos alcanzados en la IV Reunión del Comité Permanente de Consulta y Coordinación Política 2+2.

Suscrita por los cancilleres Rafael Roncagliolo y Alfredo Moreno, así como los ministros de Defensa de Perú y Chile, Pedro Cateriano y Rodrigo Hinzpeter, respectivamente, la declaración contiene 16 puntos que refuerzan la confianza mutua entre ambos países.

El 2+2, celebrado en el Palacio de Torre Tagle en Lima, se reanudó entre los dos países tras siete años, cuando se suspendió por el anuncio de Perú de interponer una demanda ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya por Perú para fijar el límite marítimo con Chile.

De acuerdo al documento suscrito, se destaca la especial significación del encuentro celebrado el 2 y 3 de mayo, con ocasión del 147 aniversario del combate naval del 2 de mayo, cuando ambos países lucharon juntos contra la injerencia de fuerzas extranjeras.

También reiteraron su compromiso de observar el derecho internacional, en particular el arreglo de las controversias internacionales por medios pacíficos, y de respetar el fallo que emita la CIJ sobre la controversia marítima.

Asimismo, los ministros de los dos países destacaron la reunión del Consejo de Integración Social a realizarse en Santiago el 27 y 28 de mayo.

Del mismo modo, acordaron iniciar un trabajo bilateral a través de los Estados Mayores Conjuntos para evaluar la posibilidad de establecer la conformación de una unidad binacional de mantenimiento de la paz y ponerla a disposición de las Naciones Unidas.

Reiteraron, además, el compromiso de impulsar el intercambio de instructores y alumnos en operaciones de mantenimiento de la paz; y saludaron el dinamismo del intercambio económico, comercial, turístico y cultural alcanzad por ambas naciones en años recientes.

De la misma manera, destacaron la importancia de la entrada en vigencia de la convención constitutiva de la Organización Regional de Ordenamiento Pesquero del Pacífico Sur; y reafirmaron su vocación de convertir a Suramérica en una zona libre de minas antipersonal.

Resaltaron también la celebración ininterrumpida de las rondas de conversaciones de los altos mandos de las Fuerzas Armadas como medida de confianza mutua; además de ampliar la cooperación de las instituciones castrense de ambos países.

El documento precisa que los ministros se felicitaron por el fortalecimiento de la cooperación bilateral en materia de lucha contra el delito; y acordaron que las Fuerzas Armadas de ambos países colaborarán en ejercicios de cooperación en desastres naturales.

Asimismo, expresaron su complacencia de convertir a Suramérica como una zona de paz, y renovaron su voluntad de participar en la Junta Interamericana de Defensa de la Organización de los Estados Americanos.

Finalmente, decidieron celebrar la Quinta Reunión del Comité Permanente de Consulta y Coordinación Política 2+2 el 7 de febrero de 2015 en Chile, en ocasión de la conmemoración del combate naval de Abtao.

ANDINA