PJ condena a extrabajadora de Rosario Sasieta por difamación

Poder Judicial condenó a María Elena Medianero a dos años de prisión condicional y al pago de S/.50 mil de reparación en favor de la exparlamentaria, a quien acusó de obligarla a lavarle los pies.

El Poder Judicial (PJ) dio la razón a la excongresista Rosario Sasieta en la querella que le interpuso a una extrabajadora de su despacho parlamentario, María Elena Medianero, condenando a esta última por difamación.

Medianero Cantos denunció en el año 2009 los supuestos maltratos a los que la habría sometido la entonces legisladora de la Alianza Parlamentaria, quien presuntamente la había maltratado físicamente y le hacía incluso lavarle los pies.

El Poder Judicial decidió finalmente el 07 de enero último, que la denunciante difamó a Sasieta Morales y la condenó a dos años de prisión condicional y al pago de 50 mil soles de reparación civil en favor de la exparlamentaria.

Al saludar la decisión de la justicia peruana, la abogada y defensora de los niños aseguró que todo lo que dijo la ex auxiliar de su despacho fue falso, "porque nunca tuve una actitud perversa y abusiva".

"Las mujeres veían que esta líder en temas de género femenino, casualmente era acusada como agresora de otra mujer. Aquí el daño fue casi irreparable", señaló en entrevista con RPP Noticias.

Sasieta mencionó algunas de las acusaciones en su contra, que durante el proceso judicial fueron desacreditadas. Dijo que se demostró que nunca estuvo internada en el hospital de salud mental Víctor Larco Herrera, que Medianero no sufrió un aborto producto de los presuntos abusos a los que supuestamente era sometida, pues nunca estuvo embarazada.

También recordó que la Comisión de Ética del Congreso, en su momento, resolvió que no se pudo comprobar que haya maltratado a la denunciante ni que le haya recortado el sueldo.

Comentó que incluso durante una visita inopinada a su despacho, Ética no halló ningún lavatorio en el que supuestamente hacía que le lavaran los pies.

Añadió que aunque parezca ridículo, se hizo un examen radiológico, pues María Elena Medianero "señaló que tenía los pies planos".

“HUBO UN ÁNIMO DE PERJUDICAR MI HONOR”

"La jueza señala que hubo un ánimo de perjudicar mi honor...aquí el daño fue casi irreparable", sostuvo la abogada.

"Lo que sí es un hecho es que la mujer fue contratada por un congresista de mi partido, por Yonhy Lescano, y fue jefa de su campaña", mencionó.

Finalmente, anotó que Lescano ya no es congresista por Puno sino por Lima, "porque yo dejé el puesto".