Simon: Gobierno de Lambayeque rechazó mi renuncia por falta de visión

´Iré al Jurado Nacional de Elecciones a plantear que no pertenezco ya al Gobierno Regional de Lambayeque´, adelantó.

El jefe del Gabinete Ministerial, Yehude Simon, calificó de falta de visión política la negativa del Consejo Regional de Lambayeque de aceptar la renuncia que presentara a la Presidencia de la región.

Por unanimidad, el Consejo Regional de Lambayeque rechazó la renuncia presentada por Simon, lo cual motivó que una comisión encabezada por el consejero José Huamán Castillo presentara un dictamen para analizar la vacancia de Simon en 15 días.

Simon Munaro presentó su renuncia irrevocable al cargo de presidente regional de Lambayeque debido a su actual desempeño como jefe del Gabinete Ministerial. Sin embargo, el gobierno regional decidió rechazar la solicitud porque el cargo es irrenunciable.

Al respecto, el ministro sostuvo que la decisión del Gobierno Regional es una muestra de falta de visión política.

"Es falta de visión política, de entendimiento. Ellos saben que yo no voy a volver al cargo. El deseo de proteger a su presidente regional lo entiendo, pero le falta nivel político", argumentó.

Simon reconoció que su pedido no se ajusta a la Constitución pero consideró que el problema no está en la Carta Magna sino en las decisiones políticas. "En los próximos días si ellos toman la decisión (de no aceptar la renuncia) iré al Jurado Nacional de Elecciones a plantear que no pertenezco ya al Gobierno Regional de Lambayeque", adelantó.

El presidente del Consejo de Ministros sostuvo que el Parlamento Nacional debería tomar una decisión al respecto, "pero tampoco puedo esperar que el Congreso se tome todo el tiempo del mundo para tomar decisiones".

Previamente, el jefe del Gabinete Ministerial también minimizó las críticas del líder nacionalista Ollanta Humala a su decisión de dimitir, por considerar que hay cosas más importantes que el ex candidato presidencial. Simon cuestionó el discurso de Humala en el sentido de que primero le da la mano, y luego lo critica.