Tejada: Estudio del Minsa no corresponde a Xstrata Tintaya

Ministro de Salud aclaró que estudio realizado por Censopas fue a pedido de la minera Quecha, que aún no opera, y tiene incidencia en la zona de influencia del proyecto.
Lima
00:00

El ministro de Salud, Alberto Tejada, aseguró que el estudio realizado en el 2010 por Centro Nacional de Salud Ocupacional y Protección del Ambiente para la Salud (Censopa), y que sirvió de base a la congresista Verónika Mendoza para denunciar contaminación en Espinar, no corresponde al impacto de la mina Xstrata Tintaya.

Explicó que Censopas es un laboratorio del Instituto Nacional de Salud (INS), ente adscrito al Ministerio de Salud (Minsa), que realizó una "línea de base" del proyecto minero Quechua, que todavía no opera.

Reconoció que efectivamente el estudio encontró contaminación de metales pesados, como mercurio y arsénico, por lo que fue presentado a las autoridades locales, con una serie de recomendaciones, entre ellas, la necesidad de hacer estudios complementarios.

No obstante, consideró que ha habido una confusión en la interpretación del estudio, porque fue un análisis realizado con incidencia en el área de influencia de la minera Quechua y no de un Estudio de Impacto Ambiental (EIA) de Xstrata Tintaya.

"No se puede decir que lo que pidió uno, sirve para incluir de responsables a terceros, hasta que no se demuestre lo contrario", sentenció.

Tejada opinó que no se puede inferir de antemano que si hay existencia de metales pesados en Espinar, supone que Xstrata haya contribuido en esta situación. "No, porque dentro de los procesos extractivos, la mina no tiene como productos residuales ni mercurio ni arsénico", anotó.

Advirtió que hay otro estudio que indica que en la zona ha habido minería informal de oro, y que ello tendría relación con los altos niveles de mercurio y arsénico.

"De lo que se trata es de apelar a una minería responsable, protegiendo a las personas y al medioambiente. Nadie está protegiendo a nadie. En aras de una adecuada comunicación de lo que se trata es de no confundir", aseveró.

"Incluirle responsabilidad de un estudio a otro proyecto es un hecho no sensato, no digo que no pueda ser vinculante, pero por eso van a hacerse trabajos participativos", puntualizó.

El ministro de Salud subrayó que el objetivo del Plan Sanitario y Ambiental aprobado para la provincia de Espinar, en Cusco, es proteger la salud y vida de la población.

Indicó que el Gobierno dispuso la realización de dicho plan para Espinar a fin de determinar precisamente si la contaminación con arsénico y mercurio detectada en los ríos de la zona, tienen un origen natural o son provocados por la actividad minera.

Subrayó que este plan tendrá un carácter participativo, incluyendo a las autoridades locales y a la comunidad, pues el objetivo es llegar a la verdad, por encima de los intereses políticos o económicos.

En ese marco, pidió actuar con responsabilidad y ponderación en los estudios que se realicen sobre las condiciones ambientales de Espinar, pues es necesario proteger la vida de las personas, y no los intereses de una compañía minera.