El jefe del Gabinete Óscar Valdés aseguró que el atentado narcoterrorista en el Valle de los Ríos Apurímac y Ene (VRAE), que dejó un militar muerto, no detendrá al Estado en su lucha contra la subversión, y aseguró que el Gobierno cumplirá con la promesa de vencer a los terroristas y pacificar esa zona del país al año 2016.

“El atentado de hoy no nos amilana y vamos a continuar sobre la marcha, tenemos muy claro el objetivo que ha dado el presidente de la República de que al 2016 tenemos que tener el VRAE pacificado”, indicó en conferencia de prensa tras la realización del Consejo de Ministros.

El capitán del Ejército peruano Germán Parra del Carpio falleció tras el ataque de remanentes de la organización terrorista Sendero Luminoso aliados al narcotráfico, cuando realizaba labores de patrullaje en el VRAE, una zona agreste de la Amazonía.

Valdés recordó que el Gobierno ha cumplido con la promesa de capturar al cabecilla de los remanentes terroristas en el Alto Huallaga, Florindo Flores Hala, “Artemio”, luego de un largo trabajo de inteligencia de las fuerzas del orden.

“No tengo la menor duda de que al 2016 vamos a pacificar el VRAE y esos delincuentes terroristas que hoy atentan contra los jóvenes oficiales de las Fuerzas Armadas los vamos a poner a buen recaudo”, enfatizó.

El portavoz del Ejecutivo no descartó que este atentado sea una reacción de los delincuentes terroristas frente a la nueva estrategia aplicada por el Gobierno para pacificar el VRAE, la cual incluye no solo operaciones de interdicción militar, sino también una clara intención por atender las demandas sociales de la población más pobre.

Por otro lado, indicó que las autoridades competentes se encuentran realizando las investigaciones sobre el material incautado al “camarada Artemio”, incluyendo los teléfonos satelitales.

Sostuvo que al culminar ese proceso, la opinión pública recibirá toda la información pertinente con total transparencia.

Andina