El congresista de la bancada nacionalista, Wilder Ruiz, quien también ostenta el cargo de Presidente de la Comisión de Inclusión Social, ha sido denunciado por su ex trabajadora, Daniela Silva, quien alega despido arbitrario.

Silva, quien ostentaba un cargo de confianza, declaró que el mismo día que le comunicó al congresista que estaba embarazada, fue despedida de su cargo. En una conversación via Whatsapp entre el congresista y la ex trabajadora, se lee la tajante respuesta del parlamentario a los alegatos de Daniella Silva, quien expresa no haber asistido al trabajo por su condición de gestante.

"Felicitaciones Daniela, es una buena noticia, pero como verás es un cargo de confianza y no cumples con tu tarea encomendada. Por eso la decisión, gracias por todo, buen día".

Ante la respuesta, Silva continúa explicando, "Jamás he faltado al trabajo. Creo que necesitamos conversar personalmente. ¿Por estar embarazada me está sacando?".

"Daniela, tranquila, este puesto es cargo de confianza me entiendes. No hay nada de que hablar. Gracias por todo, buen día", responde Ruiz.

El parlamentario, mediante enlace telefónico, justificó esta acción alegando que Daniela Silva puso su cargo a disposición, motivo por el cual se procedió a reemplazarla de su puesto. Además, negó las conversaciones que se mostraron en el programa y afirmó haberse enterado recién del embarazo de su denunciante.

Asímismo, el Presidente de la Comisión de Inclusión Social indicó haber despedido a Silva días antes a la noticia de su embarazo. No obstante, al ser consultado por Juliana Oxenford sobre el documento que avalaba el despido, el congresista explicó no tener ninguno. "Yo no te puedo probar nuestras conversaciones porque fueron personales", finalizó el parlamentario.