Análisis | Retos y posibilidades de Martín Vizcarra y César Villanueva en el Ejecutivo

El panel de Enfoque de los Sábados conversó sobre el futuro inmediato y las metas a largo plazo del nuevo mandatario y del próximo presidente del Consejo de Ministros.
Mira un resumen del panel de Enfoque de los Sábados. | Fuente: RPP Noticias

El panel de Enfoque de los Sábados analizó esta semana los retos y las posibilidades del Gobierno de Martín Vizcarra, quien acaba de cumplir una semana como presidente luego de la crisis política que provocó la renuncia de Pedro Pablo Kuczynski, y de César Villanueva, su futuro presidente del Consejo de Ministros. Más allá de la relativa paz entre las bancadas del Congreso y el nuevo mandatario, tres legisladores y un politólogo consideraron que el jefe de Estado debe ponerse metas y seguir cultivando buenas relaciones con el Legislativo para que su gestión sea productiva.

“Tender puentes”

El parlamentario Edmundo del Águila, secretario general de Acción Popular, destacó que pese la incertidumbre generada por el fin del Gobierno de Kuczynski, finalmente “se ve una luz”. Esto se debe no solo a la llegada de un nuevo presidente, sino también a que “la ciudadanía ha sabido responder y entender que ante una carencia se una instancia superior siempre hay una sucesión delimitada y enmarcada por la Constitución”.

Para el acciopopulista, el nuevo Gobierno necesita “tranquilidad para cumplir con el objetivo, con el periodo que se le ha marcado”. “Vizcarra debería hacer todo aquello que PPK ki no pudo y en lo que fallo. El camino está por ahí. El gran error del presidente Kuczynski fue no tuvo química ni comunicación con su bancada. Si no tiene una bancada, un punto de partido en un Congreso donde tienes minoría, no puedes avanzar".

“Lo que debe hacer Vizcarra es tender puentes”, agregó al recordar que Villanueva, es miembro de una bancada -al menos en el papel- no oficialista. “El primer ministro es parte de este Congreso, tiene experiencia en el cargo. Estoy seguro de que, con todas las habilidades de haber sido presidente regional y premier, tenderá lazos hacia el Congreso para hacer una conveniencia productiva más que satisfactoria. Ya no tenemos que hablar de las buenas formas, sino hacer que estas buenas formas funcionen y se conviertan en algo concreto”.

El Bicentenario como emblema

Juan Sheput, vocero alterno de la bancada oficialista de Peruanos por el Kambio, destacó que la llegada del nuevo presidente terminó “un nivel de ensañamiento pocas veces visto en la historia del Perú”. Durante el Gobierno de Kuczynski, según él, las bancadas de oposición fueron exageradamente críticas con él, no le perdonaron nada y “condenaron al país a un inmovilismo que creo que con Vizcarra se va a superar”.

De parte del Legislativo, consideró que los responsables “de la presencia de Vizcarra (…) van a ser responsables de su éxito o fracaso, no se van a poder exonerar. La ciudadanía sabe perfectamente que hubo un propósito multipartidario de empujar esta situación”. “Es muy fácil decir que ya llegó Vizcarra y vuelvo a la oposición, eso es lo más simple y lo que se está hablando en los últimos días. Hay una corresponsabilidad en apoyar al presidente en la ejecución de políticas públicas, en el planteamiento de reformas y en disminuir el nivel de crispación en el Congreso”.

De parte del Ejecutivo, Sheput cree que Vizcarra puede usar el Bicentenario de la República como un “cobertor”, como un “estímulo fundamental de su Gobierno para identificar tres, cuatro o cinco, como máximo, políticas públicas que le permitan entregar al país en una diferente situación”. Estas metas, para él, pueden ser temas como la descentralización, la infraestructura, la reforma de las instituciones públicas, la educación y servicios públicos como la salud. “Creo que esa es la gran ventaja del presidente Vizcarra”.

También consideró que “no se ganan batallas con generales ajenos” y que “el presidente tiene que establecer una química especial con su bancada”, además de tener “ministros políticos”. Para esto, dijo que los mejores presidentes del Consejo de Ministros de los últimos años -Carlos Ferrero, Jorge del Castillo, Javier Velásquez Quesquén y Pedro Cateriano- fueron “políticos con capacidad de confrontar, de ser grandes tejedores, de convencer a la opinión pública sobre medidas concretas. Eran ‘traductores’ de sus presidentes, no los contradecían públicamente”.

“Gobernar en función del pueblo”

Luego de la crisis política, que para él fue propiciada “solo la corrupción” destapada a partir del caso Odebrecht, el congresista Wilbert Rozas dijo que en Frente Amplio, bancada de la que es vocero, tienen “la esperanza de que esta situación cambie para todo el pueblo peruano, no para un grupo de empresarios”. “La moción de vacancia fue para decirle al país que la corrupción es un cáncer generalizado y había que luchar. Por eso en la calle se decía ‘caiga quien caiga’, ‘que se vayan los corruptos’, ‘a mí no me representas’. Había que cambiar esa situación con alternativas”.

 Rozas destacó que durante su primer mensaje como presidente ante el Congreso, Vizcarra haya puesto entre sus prioridades, además de la lucha contra la corrupción y el respeto a la independencia de los poderes del Estado, haya puesto el crecimiento económico. “En el Frente Amplio decimos crecimiento sí, pero con redistribución, atendiendo a los sectores que no se atiende: los pequeños, mediamos y microempresarios, la agricultura familiar que hace comer al 70% del país”.

Tras la crisis, el congresista dijo que su partido creen en que se deber “gobernar en función del pueblo” y en “consulta permanente con el pueblo”. El problema no es Vizcarra o Villanueva, el problema es cómo ellos cambian esta situación no en función de un grupo empresarial o que los ministros sean unos tecnócratas acartonados: el problema es que estén al servicio del pueblo, de los médicos, de los productores, no a contratos como el de Chinchero”. “Esperamos que estos gestos, estas figuras que va presentando sean permanentes de acercamiento hacia el pueblo y de entendimiento de la problemáticas de nuestro país”, finalizó.

“Gobernar con el partido”

Para el politólogo Luis Fernando Nunes, el Perú debe hacer, en conjunto, reconocer su responsabilidad en la crisis. “Todos deberíamos hacer una mea culpa, también en la sociedad civil, porque le hemos entregado el poder a la clase política como un chuque en blanco”. “Hemos vuelto a nuestra vida cotidiana, hubo cuerdas separadas entre la economía y la política, el dólar está estable, las acciones en la bolsa también, y, sin embargo, hay un cuadro político complicado”.

Ante este “cuadro político complicado”, dijo que al presidente se le debe desear “la mejor de las suertes” para que consiga a su equipo de ministros. “No será de lujo, pero será el equipo adecuado para transitar lo que le queda de periodo y un poco llamarnos a todos a reflexión sobre nuestras responsabilidades s como ciudadanos.” Sin embargo, destacó que el Perú ha respetado el orden constitucional a través esta crisis, lo que le genera optimismo respecto al futuro.

Sobre cómo debe actuar el nuevo presidente, recordó que Kuczynski “no gobernó con su partido” y dijo que espera que Vizcarra “gobierne con las bases del partido [Peruanos por el Kambio]. El Apra tiene una base popular que cuando ellos están en el Gobierno los sostiene y los apoya. Eso es importante”. Como Rozas, también destacó que “en su discurso de juramentación marcó la pauta de su enfoque, tres o cuatro temas”. Estos incluyen la lucha contra la corrupción, el respeto a la división de poder, la reconstrucción, y educación/salud.

¿Qué opinas?