Centro de salud atenderá a policías que puedan ser contagiados.
Centro de salud atenderá a policías que puedan ser contagiados. | Fuente: Foto: Archivo Mininter

Ante el inminente avance de la pandemia causada por el COVID-19 y la necesidad de brindar las herramientas necesarias a las autoridades de salud en la lucha contra el virus, la empresa Backus y el Ministerio del Interior anunciaron la construcción de una unidad hospitalaria que brindará servicios de cuidados básicos y semi-intensivos a la policía nacional que han contraído el virus.

"La gestión para este hospital de campaña empezó el 25 de marzo, iniciamos la obra el 15 de abril y lo terminaremos el 15 de mayo. Esta construcción tiene carácter permanente, por lo que podría seguir prestando servicio una vez pasada la crisis. Quedará como el legado de la cooperación público-privada en estos tiempos sin precedentes", explicó Sergio Rincón, presidente y gerente general de Backus.

La unidad hospitalaria tendrá lugar dentro de las instalaciones del Hospital Augusto B. Leguía, ubicado en la Calle San Germán en el Rímac, y estará equipado con 30 camas de cuidados básicos para hospitalización y 15 camas de cuidados semi-intensivos para pacientes afectados. Contarán con ventiladores, equipo médico y el inmobiliario respectivo para su óptimo funcionamiento.

El proyecto, que inició en los primeros días de abril, tiene a ambas partes trabajando en el diseño y construcción de los módulos que serán instalados en el Rímac a principios de mayo y entregados hacia la quincena del mes. Adicionalmente, la empresa se encuentra planificando procesos de protección que incluyen el stock de equipamiento de seguridad para los médicos.