El país necesita un Ejército que viva en la justicia, que no siga procesos judiciales interminables, y en el cual los ascensos obedezcan a méritos y al trabajo realizado, dijo el último viernes el presidente Pedro Pablo Kuczynski en la región Ayacucho. “Necesitamos un Ejército que viva en la justicia, que no siga con procesos interminables. La justicia debe existir, pero debe ser rápida, no puede prolongarse ni colgarse de oficiales y soldados que cumplieron con su deber en su momento”, afirmó. 

“Queremos un ejército no político, un ejército que esté siempre allí, en el cual los ascensos no sean porque el presidente es amigo de unos y no de otros. Los ascensos los deciden ustedes, de acuerdo a los méritos y su trabajo”, añadió Kuczynski.

Batalla de Ayacucho. Al encabezar la ceremonia por el 192° aniversario de la Batalla de Ayacucho, que consolidó la independencia del Perú, señaló que hoy festejamos al Ejército peruano que tanto ha sufrido y que ha defendido a la patria contra el terrorismo.

El mandatario recordó que en dicha batalla las fuerzas nacionales tenían una tropa pequeña, pero con gran entusiasmo y patriotismo, que logró derrotar tropa de un virrey nombrado por un rey que había heredado el puesto. “No queremos líderes que han heredado un puesto, sino líderes que surjan por la voz del pueblo, de la democracia. Es muy importante si queremos que el Perú siga progresando”, añadió el jefe del Estado.

Kuczynski destacó que la fecha es para celebrar la virtud del patriotismo, del entusiasmo en una causa, del coraje y la independencia. “Felicito al ejército, a las Fuerzas Armadas, por la labor que están desempeñando en el desarrollo del Perú”, mencionó. Dijo también que su visita a Ayacucho sirve para reflexionar sobre el Trapecio Andino (formado junto con Huancavelica y Apurímac), el cual, refirió, necesita agua, carreteras, represas, salud y educación. “Por eso estamos aquí, para recordar que la tarea es urgente”, señaló. 

Sepa más: