Alan García no brindó declaraciones a la prensa al ingresar a la sede fiscal. | Fuente: Andina

El expresidente Alan García acudió esta mañana a la Fiscalía para declarar en calidad de testigo en el proceso que se le sigue a Miguel Atala, ex vicepresidente de PetroPerú durante el segundo gobierno aprista, en el marco del caso Odebrecht.

García Pérez llegó esta mañana (9:30 a.m.) a la sede fiscal, en el Centro de Lima, a la que ingresó sin brindar declaraciones. Según reportes de la prensa local, un grupo de simpatizantes lo esperaba afuera del local y lanzó arengas a favor de su líder.

Pese a que el exmandatario evitó dialogar con la prensa, utilizó su cuenta en Twitter para asegurar que acude a su “quincuagésima citación fiscal”. “Se desesperan porque no encuentran ni millones ni cuentas ni delaciones. Otros se venden, yo no”, publicó.

Miguel Atala es investigado por presuntamente haber recibido US$ 1 millón 312 mil por parte de la constructora brasileña Odebrecht. La Fiscalía lo indaga por los presuntos delitos de cohecho pasivo propio y lavado de activos.

¿Qué opinas?