Azizollahoff Gate figura en la lista del Programa de Recompensas. | Fuente: Andina

El Perú solicitó la extradición activa de Alan Michael Azizollahoff, dueño de la discoteca Utopía, donde murieron 29 jóvenes por un incendio que se produjo en julio de 2002, con el fin de que cumpla condena en nuestro país por el delito de homicidio culposo por omisión impropia, en agravio de Vanessa Ximena Caravedo Guidino y otros.

El ministro de Justicia y Derechos Humanos, Fernando Castañeda, afirmó que este pedido da un mensaje claro y firme del compromiso del Gobierno para que la justicia llegue a los familiares y que los delitos no queden impunes.

“Han pasado 18 años y no se había podido ubicar a esta persona porque se fue desplazando por varios países, pero gracias a las coordinaciones con las autoridades sudafricanas se pudo determinar que está físicamente en ese país”, dijo.

En el año 2014 Alan Michael Azizollahoff Gate y Édgar Jesús Paz Ravines, dueños de la discoteca Utopía, en Surco, fueron sentenciados por el delito de homicidio culposo.

La tragedia de Utopía ocurrió la noche del 20 de julio del 2002, cuando 29 jóvenes murieron durante un incendio. Esa noche se organizó una fiesta denominada Zoo, en la que hubo un espectáculo de fuego y se exhibieron un león y un tigre de Bengala.

El salón de baile no contaba con extintores, no tenía salidas de emergencia y tampoco tenía señales para mostrar las rutas de seguridad. Muchos de los jóvenes quedaron atrapados en el local cuando se inició el siniestro.

A ambos se les acusa de “omitir tomar medidas de seguridad para evitar riesgos frente a emergencias, incumpliendo las normas vigentes que los obligan”.

Debe indicarse que la extradición activa ocurre cuando el Estado peruana solicitad, de otro país, la entrega de un procesado o condenado que se encuentra en dicho territorio.  (Con información de Andina)


¿Qué opinas?