En el nuevo local trabajarán 12 agentes de seguridad.
En el nuevo local trabajarán 12 agentes de seguridad. | Fuente: Ministerio de Justicia

Como parte de las acciones en la lucha contra la COVID-19 en los penales, el Ministerio de Justicia y el Instituto Nacional Penitenciario (INPE) inauguraron esta mañana el nuevo local del Establecimiento Transitorio de Procesados de Lima (conocido como Carceleta de Lima) donde los internos serán clasificados al establecimiento penitenciario que les corresponda.

En la ceremonia de inauguración estuvo presente el Ministro de Justicia, Fernando Castañeda, quien destacó la importancia de este acto y felicitó el esfuerzo de todos los funcionarios del INPE de acondicionar un nuevo local. Además, agradeció la labor de los trabajadores del INPE quienes, a pesar de la pandemia, se han mantenido firmes en primera línea 

"Tiene todas las condiciones, para cumplir los objetivos, condiciones básicas adecuadas para que las personas realicen su tránsito y puedan ser clasificados y derivados a un establecimiento penitenciario (...) Amerita que redoblemos esfuerzos y en honor a los trabajadores fallecidos, hagamos un cambio de mentalidad y filosofía", expresó.

Nuevos ambientes para evitar la COVID-19

Las nuevas instalaciones presentan ambientes más adecuados para los agentes penitenciarios y recluidos, a diferencia de lo que brindaba la carceleta en la avenida Abancay. Ante tal situación, esta nueva gestión del INPE ,a cargo del vicepresidente del Consejo Nacional Penitenciario, presidente (e) Rafael Castillo, ha destinado un espacio dentro del establecimiento penitenciario Ancón II para la nueva Carceleta de Lima.

"Esta moderna infraestructura cuenta con doce ambientes de cuatro camas cada uno, seis servicios higiénicos muy bien implementados, un área para tópico y 3 oficinas administrativas, todos con ventilación natural adecuada y espacio suficiente para el cumplimiento con el distanciamiento social conforme a los protocolos de salud establecidos en la lucha contra el coronavirus", indicó Castillo Alfaro.

Asimismo, dijo que “este cambio de ubicación de la Carceleta de Lima es muy importante para la institución porque confirma parte de su misión, que es ejercer la rectoría del sistema penitenciario en condiciones de vida adecuadas”.

El tópico cuenta con un balón de oxígeno para la atención de los internos ante una situación de urgencia sanitaria. La obra, financiada por la Oficina Regional Lima del INPE, tiene un costo aproximado de 200 000 nuevos soles.

En el nuevo local trabajarán 12 agentes de seguridad, personal de registro penitenciario para la correcta identificación de los internados y un grupo de profesionales que integran la Junta de Clasificación conformado por un psicólogo, abogado y asistenta social. La dirección del establecimiento transitorio estará a cargo del servidor penitenciario José Carlos Zenteno Sarrea.

Newsletter Todo sobre el coronavirus

La COVID-19 ha puesto en alerta a todos. Suscríbete a nuestro newsletter Todo sobre el coronavirus, donde encontrarás los datos diarios más relevantes del país y del mundo sobre el avance del virus y la lucha contra su propagación.