Este sábado se evaluará la apelación presentada por la defensa de Keiko Fujimori. | Fuente: EFE/RPP

Keiko Fujimori se jugará este sábado otra de sus cartas para intentar recuperar su libertad con una apelación a la orden de prisión preventiva dictada por el juez Richard Concepción Carhuancho.

Conoce cuáles son los argumentos con los que su abogada, Giulliana Loza, solicita que se revoque la resolución que dictó la medida cautelar en contra de Keiko Fujimori y que se ordene su inmediata excarcelación, de acuerdo con la Resolución del 11 de diciembre de la Segunda Sala Penal de Apelaciones.

Cuestiones del proceso

La abogada Giulliana Loza interpuso una apelación alegando agravio en contra de Keiko Fujimori Higuchi, en el sentido de que la resolución apelada afecta los derechos fundamentales como la libertad y la presunción de inocencia de la investigada.

Además, plantea que se han incorporado indebidamente nuevos elementos de convicción y se ha modificado la base fáctica la imputación, es decir, los hechos en los que se sustenta la acusación.

También señalan que la Fiscalía no ha formulado el tipo de autoría mediata por organización y lavado de activos que habría ejercido Keiko Fujimori.

Asimismo, arguye que no existen elementos de convicción que acrediten la supuesta entrega de dinero procedente de Brasil. No obstante, indican que en caso de que haya existido un financiamiento ilegal de la campaña política de Fuerza 2011, se estaría hablando de una infracción administrativa y no penal.

Peligro procesal

La defensa de Keiko Fujimori plantea que está debidamente acreditado el establecimiento de su defendida en el país, de modo que no existe peligro de fuga. Asimismo, dice que está demostrada la voluntad de que su patrocinada colaborará en este proceso.

Además, afirman que la documentación incautada en el domicilio de Vicente Silva Checa, sindicado por la Fiscalía como asesor en la sombra del partido liderado por Keiko Fujimori, no puede ser considerada como un acto de obstrucción a la justicia, pues "contiene el borrador de una estrategia de defensa legítima y no fue elaborada por él".

También mencionan a los allanamientos que realizó la Fiscalía a los locales de Fuerza Popular, en los que Keiko Fujimori "no ha tenido intervención alguna, por lo que no existen actos de obstrucción".

Keiko Fujimori se encuentra recluida en el penal Anexo Mujeres de Chorrillos desde el 1 de noviembre.
Keiko Fujimori se encuentra recluida en el penal Anexo Mujeres de Chorrillos desde el 1 de noviembre. | Fuente: Andina

Lava Jato y Odebrecht

La defensa asegura que el juez no puede interpretar que Odebrecht buscaba ser contratado en licitaciones si Keiko Fujimori ganaba las elecciones. Además señalan que los actos de corrupción de la empresa salieron a la luz en el 2015, pese a lo cual el juez "indica que la apelante ya tenía conocimiento de ello en el 2008".

En ese sentido, dicen que no se puede señalar como indicio el supuesto conocimiento de Keiko Fujimori de las actividades ilícitas de Odebrecht.

"Marcelo Odebrecht, Enrique Barata, Luiz Antonio Mameri y Fernando Miglaccio no solo han señalado que no conocen a la apelante sino que no les consta que hubo aporte a favor del Partido Fuerza 2011", se lee en el documento.

Además, la defensa plantea que el registro de una comunicación entre Barata y Jorge Yoshiyama, sobrino del exsecretario del partido Jaime Yoshiyama, "no significa una coordinación entre ellos" para un presunto aporte ilícito a favor de la campaña de Keiko Fujimori.

Chat "La Botica"

Según dice la abogada de Keiko Fujimori, no se puede tomar como elemento de convicción el chat "La Botica" para probar la jerarquía y poder de mando de su defendida, pues se trata de "una conversación privada en la que participan personas que no integrarían la supuesta organización criminal".

Además, señala que Concepción Carhuancho no explica cómo esta supuesta organización criminal habría ingresado al partido político ni cómo podría haber subsistido. Otro punto que señalan es que el ejercicio de la libertad de reunión, expresión y del derecho a la privacidad al interior de la conversación no se puede criminalizar a través de una resolución judicial.

La defensa afirma no se señala qué parte del chat le genera convicción al juez sobre las directivas para cometer el delito de lavado de activos. Las supuestas directivas brindadas en el chat no se vinculan con la comisión de ningún delito, asegura la abogada de Keiko Fujimori.

Testigo protegido

La defensa de Keiko Fujimori Higuchi dice que el testigo protegido 2017-55-3 no tiene conocimiento veraz de los hechos sobre los que declara en esta investigación. Inclusive, menciona que su versión no ha sido corroborada y que los datos proporcionados por él se contardicen.

Loza además indica que el testigo protegido ha aseverado que la contabilidad de la campaña presidencial del 2011 nunca se entregó, "lo que carece de sustento, pues Fuerza Popular siempre ha presentado la documentación correspondiente".

Sobre los supuestos actos de ocultamiento de aportes en la región San Martín, la defensa asegura que no existe prueba que Keiko Fujimori haya usado al congresista Rolando Reátegui o a otras personas para obstaculizar la investigación.