Pedro Chávarry apela condena de cuatro años de prisión suspendida.
Pedro Chávarry fue condenado a cuatro años de prisión suspendida sujeta a reglas de conducta. | Fuente: Andina

El exfiscal de la Nación Pedro Chávarry presentó por escrito su apelación para dejar sin efecto el fallo que lo condenó a cuatro años de prisión suspendida sujeta a reglas de conducta, tras ser hallado culpable del delito de encubrimiento real en agravio del Estado.

A través de su defensa legal, Chávarry Vallejos expresó su disconformidad con la condena que le impuso el juez supremo Hugo Núñez Julca por haber requerido información al Equipo Especial del Caso Lava Jato sobre el acuerdo reservado de colaboración eficaz con Odebrecht, además de separar a los fiscales Rafael Vela y José Domingo Pérez Gómez el 31 de diciembre del 2018 a pocos días de suscribirse dicho acuerdo con la constructora brasilera.

Si el recurso de apelación cumple los requisitos que establece la ley, será admitida a trámite por el magistrado mediante una resolución donde se concederá este recurso para ser remitida a la Sala Penal Especial de la Corte Suprema a fin de que sea evaluada en una audiencia virtual donde participarán las partes involucradas para que se emita una decisión final.

La sentencia

En su sentencia, el magistrado determinó que está probado que Pedro Chávarry buscó entorpecer las investigaciones que realizaba el Equipo Especial Lava Jato para favorecer intereses del partido Fuerza Popular en una investigación que se les seguía.

Además de la prisión suspendida, el juez también le impuso el pago de cien mil soles por concepto de reparación civil a favor del Estado, así como la inhabilitación por cuatro años para ejercer cargo público, entre otras medidas.

El 17 de junio del 2021, la Junta Nacional de Justicia decidió la destitución definitiva de Pedro Chávarry como fiscal supremo titular por faltas muy graves cometidas en su desempeño como Fiscal de la Nación.

Un año antes, esta institución lo había suspendido como fiscal supremo titular, lo que lo alejó de la Junta de Fiscales Supremos y el Ministerio Público.