Autos inteligentes, 5G y móviles de última generación en el MWC

Más de 2,400 empresas, un centenar más que el año pasado, mostraron sus últimas novedades en un salón que arrancó oficialmente el pasado lunes y ha ocupado 120,000 metros cuadrados de exposición.

El Mobile World Congress (MWC) de Barcelona no solo escaparate de smartphones, también muestra lo último en los autos que incorporan más tecnología y la red 5G.

Esta cohabitación entre dispositivos móviles como teléfonos inteligentes y tabletas y los automóviles es reflejo de un futuro en el que cada vez más todos los objetos estarán conectados y se interrelacionarán aprovechando las nuevas oportunidades que ofrece la tecnología 5G, además de la Inteligencia Artificial y el Internet de las Cosas.

La tecnología 5G promete garantizar la rapidez y la fiabilidad de la comunicación y hacer posible la conexión de millones de elementos -de coche a coche y del coche a las infraestructuras- en un entorno de completa seguridad.

Por su parte, la Inteligencia Artificial ayudará a predecir la conducción y así hacer posible, al entrar en el automóvil, que el coche ponga la temperatura al nivel deseado y que suene la música preferida, además de ser capaz de enviar un aviso a la oficina si el tráfico hace imposible llegar a tiempo.

"Estamos trabajando para construir ese futuro pero realmente no sabemos cuando será una realidad. Irá poco a poco. El 5G depende de las redes disponibles y aún no tenemos ni un estándar cerrado", apuntó.

El director de la unidad de negocio de comunicaciones avanzadas de Ficosa, Joan Palacín, empresa pionera en sistemas de conectividad, se mostró más optimista y auguró que entre el 65 y el 70 % de los coches tendrán servicios básicos de conectividad en 2020 y que el 5G llegará al vehículo entre 2021 y 2022, aunque tardará unos años en generalizarse por complejidad y precio.

En declaraciones a Efe, destacó que "la mayoría de los fabricantes quieren ya el 5G, y lo quieren ya en producción para 2021 y 2022, así que hay que empezar ya a concretar, aunque todavía no haya ni arrancado esta tecnología".

"Todo el mundo quiere tener un coche conectado. Ya no es posible el paso atrás", sostuvo Palacín. EFE

0 Comentarios
¿Qué opinas?