Problemas EE. UU.
Así lucían los mapas de calor de reportes de conectividad de los servicios en el país norteamericano. | Fuente: DownDetector

Este lunes 15 de junio, Estados Unidos pasó una gran cantidad de problemas de comunicación debido a la caída de las operadoras más importantes de telefonía e internet en el país. Al mismo tiempo, las redes sociales Facebook, Instagram y el servicio de mensajería Messenger también sufrían problemas de conectividad. Y todo estalló cuando Anonymous empezó a tuitear al respecto.

Para el grupo hacktivista, esta caída se trataba de uno de los mayores ataques DDoS de la historia hacia los servidores de Estados Unidos. Para comprobarlo, mostraron mapas de calor de los ataques.

A los minutos, Twitter, una de las redes sin problemas, se llenó de publicaciones con el hashtag #DDoS, con cientos de mensajes de usuarios que no podían realizar sus llamadas telefónicas o no podían acceder a sus datos móviles debido a estos problemas.

Sin embargo, no se trataría de un ataque DDoS.

Varios expertos han tratado de explicar el caso. Primero, el “salvador del internet”, Marcus Hutchins, quien logró erradicar al troyano WannaCry que amenazaba a todo el ciberespacio, mostró que el mapa enseñado no podía ser argumento válido y único para un ataque DDoS ya que, como Estados Unidos es el líder mundial de alojamiento, “los ataques DDoS pueden estar relacionados con servers aleatorios en el país”.

Asimismo, señala que la caída de la señal T-Mobile, una de las operadoras que no mantenían servicio el día lunes, significó que los usuarios no puedan ingresar a las redes sociales como Facebook, por lo que los mismos usuarios reportaron estas fallas en páginas como Down Detector sin saber el porqué.

Por otro lado, Matthew Prince, CEO de CloudFare, reveló que configuraciones en la red de T-Mobile ocasionó que el servicio se cayera por más de 6 horas. Asimismo, recalca que solo esta compañía fue la única que reportó los errores, mientras otras como AT&T o Verizon no informaron nada anómalo en sus líneas.

Jake Moore, un especialista en ciberseguridad en ESET, ratificó en Forbes: "Los rumores se propagan como incendios forestales en Internet, y generalmente son historias de terror como esta las que viajan más rápido. La verificación de hechos antes de compartir es vital, pero como lleva tiempo, muchas personas tienden a leer un titular antes de compartirlo, lo que agrega combustible al fuego".

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico. Para escucharlo mejor, #QuedateEnCasa.