Foto: EFE

La expedición que realizan expertos argentinos para confirmar que aumentó la altura del cerro Aconcagua, en la Cordillera de los Andes, avanza "sin complicaciones" y prevé lograr su objetivo la próxima semana, cuando los científicos lleguen a la cima del "techo" de América para realizar las mediciones.

"No afrontamos complicaciones, viene todo bien. La gente está físicamente bien y estamos con la expectativa de llegar a la cumbre el martes o miércoles próximo, pero depende del parte meteorológico, porque aquí el clima cambia muy rápido", explicó hoy a Efe Sergio Cimbaro, uno de los miembros de la expedición.

Los expertos, que iniciaron el trayecto hacia la cima del cerro el pasado día 3, buscan confirmar que la altura del Aconcagua ha aumentado desde los 6.959 metros del último registro oficial, en 1956.

Para eso, los científicos deben realizar las mediciones una vez que lleguen a la cumbre del imponente cerro, situado en la provincia argentina de Mendoza (oeste), vecina a Chile.

"Mañana vamos a subir al Nido de Cóndores (a 5.500 metros de altura) y vamos a estar allí dos o tres días, esperando el día de cumbre. Recién ahí vamos a poder hacer la medición", detalló Cimbaro, del Instituto Geográfico Nacional argentino.

De todas formas, aclaró que recién en dos meses tendrán los valores oficiales de la medición, ya que "es necesario un procesamiento de los datos".

"Hasta ahora vamos muy bien. El clima fue bueno durante la semana, en la que hicimos el proceso de aclimatación. El día de la cumbre el clima nos tiene que dejar hacer la medición, que nos llevará una hora y media", señaló el científico.

Los integrantes de la expedición avanzan por un camino que se puede hacer caminando, a diferencia del trayecto que realizan los escaladores en este cerro, cuyo ascenso costó la vida de más de 130 deportistas.

EFE