Morguefile

Luego que se diera a conocer que una página web rusa trasmite en vivo imagenes captadas por cámaras web instaladas en 250 países del mundo, las señales de alarma no se hicieron esperar, dada la inmensa cantidad de usuarios que hacen uso de esta tecnologia en el ámbito privado.

El último jueves, autoridades británicas alertaron sobre este hecho, indicando que "hay gente ahi afuera que esta husmeando" en la vida privada de miles personas.

Asimismo, los fabricantes de las cámaras condenaron al portal ruso. Una de ellas, la empresa Foscam, describió el hecho como "una intolerable violación a la privacidad de la gente", según recogió la BBC.

NO ES UN PROBLEMA RECIENTE

Sin embargo, este no es un problema reciente. El acceso a imagenes privadas a través de las "Webcams" es una práctica que ya tiene tiempo y que es posible por la vulnerabilidad de las contraseñas asignadas a los dispositivos en fábrica.

"El tema está adquiriendo una gran atención ahora, pero es un problema que existe desde hace tiempo", le dijo a la BBC el especialista de seguridad en Internet, de la empresa Tripwire, Ken Westin.

"La noticia ha dado visibilidad a lo que hackers malintencionados e investigadores de seguridad han tenido acceso durante años", agregó.

CÓMO EVITAR SER ESPIADOS

Pero ¿Cómo ponerse a buen resguardo? ¿Es posible mantener nuestra intimidad lejos de intromisiones vouyeristas?

Lo primero que hay que tener en cuenta es que si podemos vigilar lo que sucede en nuestras casas a distancia través de nuestras cámaras web, también lo pueden hacer otros, porque todo está conectado. Los hackers incluso podrían vigilarnos si nuestra "webcam" está apagada.

Entonces, la solución apunta a ser mas cuidadosos con nuestras contraseñas, y cambiarlas por otras más complejas que las que ya vienen configuradas, por defecto, de la fábrica.

"Hay que elegir una que sea única, no la de siempre, y emplearla sólo para ese dispositivo en particular", recomienda Ian Pratt, expertó de la compañía Bromiun, dedicada a eliminar amenazas informáticas como virus y malware.

Por su parte, Guillermo Lafuente, consultor de seguridad de MWR InfoSecurity, que fue consultado por la BBC, recomendó lo siguiente.

-Desconectar el acceso remoto de la cámara siempre que no lo necesiten.

-Asegurarse de que se ha cambiado la contraseña que la cámara trae por defecto por uno "más solida" y fácil de recordar. "Incluso mejor, usar una frase como contraseña, como por ejemplo 84LoveEatingPizzaWatchingFootball!".

-Cerciorarse de que se han aplicado y se están utilizando todos los ajustes para seguridad que provee el fabricante.

Otra recomendación importante que da de Lafuente es adquirir cámaras web de marcas conocidas.