Ciberataques ocurren durante pandemia de coronavirus. | Fuente: Pixabay

La amenaza de coronavirus no solo afecta la salud de las personas, debido a que los piratas informáticos también la utilizan para aprovecharse de usuarios. Por lo tanto, el malware se disfraza de códigos de descuento engañosos o dominios de sitios web falsos… Y puede captar a más de un incauto en la red.

Según la empresa de seguridad Checkpoint, los ciberdelincuentes usan el código “COVID-19” para vender malware. Algunos publican anuncios de artículos con un descuento especial por coronavirus, sin embargo, se trata de una forma de piratear cuentas de Facebook.

Estos anuncios con intenciones maliciosas muestran productos como una MacBook Air a un precio totalmente irreal, por lo que, se deduce que sea robado, o posiblemente una publicación falsa.

Además, Checkpoint indica que han aumentado gran número de dominios con relación al coronavirus. Aproximadamente, 6,000 fueron registrados la semana pasada, después de que se intensificaran la cantidad de casos de contagio alrededor del mundo.

La firma de seguridad agregó que de todos los que fueron añadidos en las últimas tres semanas, solo 93 (0.8%) dominios fueron confirmados como maliciosos. El problema que causó mayor atención es el siguiente: 2,200 (19%) sitios web fueron identificados como sospechosos de fines malintencionados.

 

Por otro lado, Zscalar —otra compañía de seguridad— reportó que los delincuentes del internet están creando páginas web con kits y aplicaciones de pruebas caseras de COVID-19, las cuales son completamente falsas.

Los estafadores también incluyen los términos “corona” o “covid” en la URL, o enlaces, para realizar ataques de phishing. Es decir, los usuarios ingresan su usuarios y contraseña de correo electrónico para ser redirigidos a un artículo sobre el coronavirus.

Cabe destacar que esta no es la única forma que los piratas electrónicos usan la pandemia de coronavirus para aprovecharse de las personas. Las modalidades de estafa también consisten en aplicaciones falsas de seguimiento del COVID-19 que secuestran teléfonos o apps con una apariencia común que vulneran la seguridad de usuarios.

¿Qué opinas?