Morguefile

Un reciente prototipo de calzado ha sido diseñado con el objetivo de aprovechar la energía que los seres humanos generamos al caminar, gracias a dos dispositivos colocados en su interior.
 
El diseño fue trabajado por un grupo investigadores alemanes y podría emplearse para cargar los sensores electrónicos de los "wearables" –los dispositivos que se visten o se portan– sin necesidad de recurrir a las clásicas baterías.

El zapato posee dos dispositivos que cumplen una determina función, el primero recoge la energía cuando el tacón golpea el suelo y el otro la toma del movimiento del pie. De esta forma sus creadores buscan que se pueda poner fin a la constante sustitución y eliminación de baterías, que no sólo son costosas sino potencialmente perjudiciales para el medio ambiente.

Además, el dispositivo que recoge el movimiento del pie también permite que el zapato se ate los cordones solo, lo que podría ser de gran ayuda para las personas mayores o con alguna discapacidad física. Los detalles del invento fueron publicados en la revista especializada Smart Materials and Structures.

En dicha publicación se especifica que ambos dispositivos generarían energía mediante la explotación del movimiento entre los imanes y bobinas. Cuando el campo magnético de un imán en movimiento pasa por una bobina estacionaria, se induce una tensión y se genera una corriente eléctrica.