Así irrumpen en los cajeros. | Fuente: Krebs

Los criminales encuentran cada vez más maneras de robarle a los usuarios de los cajeros automáticos.

La página de seguridad Krebs informó sobre una nueva amenaza: adaptadores ethernet que son usados para robar los datos de los usuarios para poder usarlos en operaciones bancarias sin su autorización.

Según informa Krebs, este tipo de modalidad es más fácil de perpetrar en cajeros separados, por lo que aquellos que están montados en una pared son relativamente más seguros.

Antes de usar un cajero, es recomendable también mirar a los costados para detectar conexiones sospechosas.

¿Qué opinas?