Bitcoin
Laszlo Hanyecz, el hombre que pagó 10 mil bitcoin junto a las 2 pizzas que recibió por la transacción. | Fuente: Difusión

Hace 12 años, un 22 de mayo, un estudiante estadounidense llamado Jeremy Sturdivant vio una extraña solicitud en internet: alguien pagaba 10 mil bitcoins, valorizados en aquel momento en 40 dólares, por dos pizzas enviadas a su dirección.

Sturdivant envió dos pizzas grandes al usuario y recibió los 10 mil bitcoins, en la que se convertiría en la primera transacción realizada con la criptomoneda en la historia.

Esos 10 mil bitcoins, que marcaron el Bitcoin Pizza Day todos los 22 de mayo, son valorizadas actualmente en más de 300 millones de dólares, pero ya no existen en las billeteras del sujeto.

¿Qué pasó?

“No tenía idea de lo grande que llegaría a ser”, dijo Sturdivant a New York Post. Pero a pesar de perder riquezas ilimitadas, el ahora de 30 años dijo que está "orgulloso de haber jugado un papel" en el "fenómeno global".

"Si lo hubiera tratado como una inversión, podría haber aguantado un poco más", dijo Sturdivant sobre gastar sus ganancias en un viaje por carretera con su novia. "Nunca hubiera pensado que la misma cantidad de bitcoins tendría un poder adquisitivo del orden de los bienes raíces".

"Retrospectivamente", admitió Sturdivant a Bitcoin Who's Who, es "una locura" pensar que alguien tenga tanto bitcoin hoy.

Pero también está el otro lado de la moneda: la persona que lo compró, Laszlo Hanyecz.

"Quería hacer lo de la pizza porque para mí era pizza gratis", dijo a la revista Bitcoin en 2019 . “Obtuve pizza por contribuir a un proyecto de código abierto. Por lo general, los pasatiempos son un sumidero de tiempo y dinero, y en este caso, mi pasatiempo me invitó a cenar”.

"Me gustaría pensar que lo que hice ayudó", agregó. "Pero creo que si no fuera yo, alguien más habría venido".

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico. Para escucharlo mejor, #QuedateEnCasa.