La publicidad de criptomonedas será regulada en España
La publicidad de criptomonedas será regulada en España | Fuente: Unsplash

Las criptomonedas se han vuelto sumamente atractivas como activo digital, y muchas personas se dejan llevar fácilmente por ideas como la obtención rápida de dinero mediante la compra y venta de bitcoins y otras divisas. Frente a esta lluvia de anuncios en redes sociales y medios tradicionales, la Comisión Nacional del Mercado de Valores en España (CNMV) ha anunciado una serie de medidas para la regulación en la publicidad de plataformas de intercambio.

Esta norma, que entraré en vigor desde el 17 de febrero del 2022, busca prevenir sobre los riesgos a los que un usuario se enfrenta al invertir en plataformas transaccionales sin la debida información o, como suele ocurrir, bajo ideas equivocadas sobre el funcionamiento de estos servicios de intercambio.

"Las revalorizaciones de algunos criptoactivos han aumentado su atractivo como inversión, que se ha venido intensificando por las numerosas campañas publicitarias que han podido incitar a inversores minoritarios a invertir en estos nuevos activos sin disponer de información suficiente sobre su naturaleza y los riesgos que conllevan", señala la disposición 1/2022 firmada el 10 de enero por la CNMV.

Criptomonedas y la publicidad regulada

Para la CNMV, la publicidad referida a servicios de criptoactivos debe ser “clara, equilibrada, imparcial y no engañosa”. Estos atributos deben venir acompañados de un “lenguaje sencillo y fácil de comprender”, pero también deben regirse bajo una serie de condiciones detalladas en la normativa.

Entre las condiciones se destacan las referencias a las rentabilidades pasadas, uno de los argumentos más usados para la promoción de criptodivisas. La regulación establece que la publicidad debe mencionar el periodo de tiempo al que se hace referencia y, además, deberá añadirse información sobre los periodos anteriores y posteriores para un mejor análisis.

Por otro lado, la norma establece que deben evitarse “crear impresiones o expectativas desproporcionadas o falsas que puedan suponer un incentivo para operar con el criptoactivo o crear una apariencia distinta a la realidad sobre las características o duración de la oferta anunciada”.

Como detalle adicional, la circular menciona que "los resultados históricos no podrán ser el elemento más destacado de la comunicación, no siendo aceptable su presentación en un tamaño de letra más grande o resaltada".

Criptomonedas y los riesgos para invertir

La CNMV menciona que este tipo de tecnologías asociadas a la distribución e intercambio de criptomonedas aun se encuentra en un “estadio temprano de maduración”, por lo que podrían presentar fallos durante las operaciones. Dentro de los riesgos, la entidad señala que estos entornos son susceptibles a ataques que puedan modificar los registros distribuidos y afectar las constancias de transferencia.

Por otro lado, la norma establece los riesgos legales en el uso de estos servicios: “Cuando el proveedor de servicios no se encuentra localizado en un país de la Unión Europea la resolución de cualquier conflicto podría resultar costosa y quedar fuera del ámbito de competencia de las autoridades españolas”.