ESO

Aunque se puede encontrar en centros de excavación de mineras, el oro no es un metal propio de nuestro planeta, sino de explosiones masivas de estrellas de neutrones al colisionar.

Al oro se suman el plomo, el platino, el mercurio y todos los elementos metálicos pesados de la tabla periódica.

El descubrimiento fue hecho por científicos del Centro de Astrofísica Harvard Smithsonian luego de reunir datos recientes de un estallido de rayos gama a través del telescopio Hubble y Magallanes.

"Al principio se creía que estos elementos se creaban durante las explosiones de supernovas. Ahora sabemos que son las colisiones de estrellas de neutrones las que generan todos los elementos más pesados que el oro. Todo el oro del universo, de hecho, se debe a esas explosiones", dijo Edo Berger, cabeza de la investigación.

Aunque es interesante conocer la procedencia del oro, para Berger, el verdadero descubrimiento es la prueba de creación de los metales a través de este método.