Compañía descubrió los gastos realizados durante tres años. | Fuente: iStock | Fotógrafo: Dziggyfoto

Escándalo en Silicon Valley. Turvo, una compañía de software para empresas en el rubro de la logística, despidió a su CEO Eric Gilmore en mayo luego descubrir las incursiones que realizaba con dinero de la empresa… en clubes de striptease.

Gilmore, cofundador de Turvo, justificó sus salidas, que cargaron US$ 76,120 a la tarjeta de crédito de la empresa en el lapso de tres años, como reuniones para “entretener” a clientes.

E insólitamente Gilmore demandó a la compañía. No negó los gastos irregulares, pero asegura que la junta no siguió los procesos correctos para despedirlo.

Scott Lang, nuevo CEO de Turvo, enfatizó las reglas: los empleados no deben “entretener” a clientes en clubes de striptease ni cobrar a la empresa por esas salidas.

¿Qué opinas?