Los usuarios le han culpado a Crunchyroll. | Fuente: Composición RPP

En un nuevo golpe contra la piratería de internet, páginas que se dedicaban a transmitir de manera ilegal animes y producciones japonesas cerraron tras las demandas de servicios oficiales. Portales como AnimeYT y AnimeMovil se vieron amenazadas por Crunchyroll y Toei Animation, respectivamente, por lo que decidieron finalizar sus transmisiones después de largos años en servicio.

Ante esto, los miles de fanáticos latinos del anime y seguidores de estas páginas siguen rehusando usar los servicios oficiales de paga: están buscando alternativas para protestar en contra de ello y para encontrar sus series preferidas sin la necesidad de pagar. Primero, empezaron a donar entre 50 y 80 dólares por persona a los creadores de la web AnimeYT para que no la clausure, a pesar de que aquello excedía el monto de la suscripción mensual de 6 dólares de Crunchyroll.

Sin embargo, decenas de usuarios han decidido ir más allá y han empezado a resubir sus animes favoritos en páginas de contenido pornográfico.

La última producción de Dragon Ball, por ejemplo, se encuentran en este tipo de portales | Fuente: Fayerwayer

Ahora es común apreciar, por ejemplo, Dragon Ball Super: Broly en perfecto español y calidad HD en estos portales, a pesar de que se encuentra protegida por los derechos de autor de su productora Toei Animation. Es más, también puede ser encontrado en idioma original y en subtítulos.

A través de las redes sociales, cibernautas han apoyado estas acciones en contra de "las grandes corporaciones". El odio se ha dirigido específicamente hacia Crunchyroll, de quien se cree salió la denuncia contra AnimeYT por subir contenidos con sus traducciones y doblajes originales en su portal.También se alude a que este servicio mantiene un catálogo "pobre" respecto al gran universo de producciones japonesas.

Crunchyroll es un portal estadounidense creado en el 2006 que consigue la licencia de los animes y los transmite oficialmente mediante su servicio de pago. En las últimas hora se ha reportado la caída del servicio, aunque sin motivo o causa aparente.

Por ahora, otras páginas como Animeflv y JKanime no se han visto afectadas, pero corren el peligro de terminar de la misma manera. La oleada de cierre de estas webs comenzó en Brasil, país que inició una campaña contra la piratería digital cerrando páginas como Anime Vision y Central de Animes.

¿Qué pasará ahora en adelante?

¡Dale like al fanpage de PROGAMER en Facebook para mantenerte actualizado con las últimas noticias de videojuegos, anime, comics y cultura geek!

¿Qué opinas?