Tras años de análisis y de investigación la NASA presentó su nuevo transbordador espacial. Fabricado por la compañía Sierra Nevada Corporación (SNC), fue bautizado con el nombre de Dream Chaser (cazador de sueños) y hereda el aspecto del tradicional modelo HL-20.

El vuelo inaugural de esta nave con la que los astronautas realizarán misiones al Espacio, será desde el Centro Espacial Kenedy de Florida, sin embargo no será tripulado, si todo va bien, hasta el año 2017.

El Dream Chaser tiene una longitud de nueve metros y un peso de 9 mil kilos. Será capaz de llevar seis pasajeros hasta la Estación Espacial Internacional y después volver solo.

Según la BBC, la agencia espacial quiere restaurar la capacidad de EEUU de enviar a sus astronautas al Espacio desde sus propias naves. Actualmente utilizan las cápsulas rusas Soyuz.