El carguero espacial ruso Progress M-11M, con carga para los astronautas, se acopló a la Estación Espacial Internacional(EEI), declaró el portavoz del Centro de Control de Vuelos Espaciales (CCVE) de Rusia, Valeri Lindin, citado por la agencia Interfax

El acoplamiento se produjo sin ningún incidente, "en régimen automático", señaló Lindin.

El carguero llevó a los astronautas 2.673 kilogramos de carga, entre ellos 740 kilos de combustible, 50 kilos de oxígeno y 420 kilos de agua potable.

La nave también transportó equipamiento para los experimentos científicos Cristalizador, Relajación, Biodegradación y Matrioshka.

Los astronautas podrán entretenerse con los cuatros libros y varios DVD cargados en el Progress, dijo la directora del grupo de apoyo psicológico del Instituto de Problemas Médico Biológicos (IPMB) ruso, Olga Kozerenko.

Caramelos, bombones, tartas y regalos de los familiares y amigos llegaron a manos de los astronautas.

El astronauta ruso Andrei Borisenko es muy amante de los dulces, explicó Kozerenko.

Frutas y verduras como manzanas, pomelos, limones, cebolla y pepinillos también se cargaron en el Progress.

El exsubdirector técnico de pruebas del carguero espacial, miembro de la corporación espacial rusa "Energía", Oleg Burákov, indicó que la carga incluye un DVD sobre la preparación y despegue de la nave tripulada Soyuz TMA-02M.

"Creo que la tripulación disfrutará viendo el vídeo. Son momentos agradables para ellos, relacionados con la Tierra", dijo Burákov.

La Soyuz TMA-02M llevó el pasado 9 de junio a la EEI al cosmonauta ruso Serguéi Vólkov, al japonés Satosi Furukawa y al estadounidense Michael Fossum, hoy integrados en la tripulación, además del comandante Borisenko, el ruso Alexandr Samokutiáyev y el norteamericano Ronald Garan. EFE