En los últimos días, el oso de anteojos vive una terrible realidad en los bosques secos de Lambayeque. Su hábitat natural y las condiciones en las que tiene que vivir, se han visto modificados por la presencia del ser humano, generando así un grave peligro para su supervivencia.

Es por ello que, la organización Spectacled Bear Conservation Peru (SBC Perú) ha iniciado una investigación en el 2006 para conservar dicha especie que habita en la zona del valle del río La Leche. Desde esa fecha, SBC Perú ha conseguido importantes datos sobre este oso tremarctino.