Foto: Wikimedia
Sanford Wallace, conocido como el "rey del spam", fue condenado hoy por un tribunal californiano a pagar 711 millones de dólares a Facebook en un caso de utilización ilegal con ánimo de lucro de las cuentas de usuarios de esa red social, informó la prensa local.

El juez Jeremy Fogel de la Corte Federal del distrito en San José, al sur de San Francisco, consideró que Wallace había violado la ley con "flagrante desprecio de los derechos de los clientes de Facebook cuyas cuentas se vieron comprometidas por su conducta", explicó el magistrado.

En su veredicto el tribunal respondió a la denuncia de Facebook, que acusaba a este pirata informático de enviar mensajes masivos indeseados a los usuarios con el fin de obtener sus datos de acceso a la cuenta o redirigirlos a páginas web que pagaban a Wallace por cada visita.

La compañía contabilizó más de 14 millones de violaciones de la ley federal contra el correo no deseado o correo basura, llamada Can-Spam, y pidió más de 7.000 millones de dólares en daños por las acciones de Wallace en un caso presentado en febrero de este año, aunque poco después el acusado se declaró insolvente.

Después de la sentencia, un blog de Facebook aclaró que no esperaban recibir "la vasta mayoría" de la cantidad.

Wallace no compareció ante el juez para defenderse ante esa nueva denuncia contra sus actividades en la red.

Sanford Wallace fue apodado "el rey del spam" o "Spamford" después de que una empresa que dirigía fuera considerada responsable del envío de 30 millones de correos basura diarios durante la década de los 90.

Wallace fue también condenado en 2008 a pagar 230 millones a la red social MySpace por la distribución de "spam" y dos años antes este pirata informático fue penalizado con una multa de 4 millones de dólares por la Comisión Federal de Comercio de EE.UU. por infectar ordenadores con "spyware" (programas dedicados a espiar lo que hacen sus usuario) con fines comerciales.

La indemnización obtenida por Facebook es la segunda más alta de la historia en un caso contra el "spam", después de que en noviembre de 2008 Adam Guerbuez fuera condenado a abonar 873 millones de dólares a esa misma compañía por bombardear a los usuarios con mensajes de contenido sexual explícito.

EFE