Elon Musk
Musk riéndose luego de olvidar cómo se llama su hijo. | Fuente: YouTube

Elon Musk, pese a sus polémicas, es uno de los máximos innovadores de nuestros tiempos. Su “creatividad” es tanta que hasta le puso un anecdótico nombre a su primogénito junto a la cantante Grimes: X Æ A-12. Pero algunas veces está tan ocupado (o ve tantos nombres raros) que se olvida de él.

Musk visitó Alemania la semana pasada y, dentro de sus tantas actividades en la que estaba involucrada su visita a la central de su rival Volkswagen, dejó un anecdótico momento cuando le consultaron por la salud de su primogénito.

Un periodista le preguntó por X Æ A-12. “¿Perdón?”, dijo Musk. “Cómo está X Æ A-12”, repitió el periodista. “Oh, te refieres a mi hijo. Suena como una contraseña”, dijo Musk riéndose. “Está bien”.

¿Y qué significa ese nombre? Grimes lo explicó:

  • X significa «la variable desconocida»
  • Æ es la ortografía élfica de AI, que es la abreviatura de inteligencia artificial y se traduce como «amor» en varios idiomas, como el japonés
  • A-12 es el nombre del precursor del SR-17, el avión favorito de la pareja: «Sin armas, sin defensas, solo velocidad. Excelente en la batalla, pero no violento»
  • A representa «Arcángel», su canción favorita.

Sin embargo, su certificado es diferente: aparece el primer nombre del bebé como X y su segundo nombre ha cambiado del símbolo élfico Æ y del término A-12 al AE A-Xii.

En cuanto a la pronunciación, Musk dice “X Ash A 12” (en inglés, /eks ash ei twelv/) y Grimes dice “X A I 12” (en inglés, /eks ei ai twelv/).

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico. Para escucharlo mejor, #QuedateEnCasa.