Foto: EFE

El gobierno ruso ha dado un gran paso en su apuesta por el software libre, el primer ministro ruso, Vladimir Putin, ha firmado una orden que regulará la migración de todos los servicios públicos a soluciones basadas basadas en software libre, incluyendo el uso de GNU/Linux como sistema operativo, para el año 2015.

Este anuncio se da en el marco de la búsqueda de independencia rusa de la tecnología de procedencia norteamericana, es decir, reducir la penetración de los productos de Microsoft en sus instituciones públicas.

No es la primera vez que Rusia incursiona en el software libre. En el año 2008 se planteó migrar todo el software informático de las escuelas, obligándolas a utilizar software libre dentro de su actividad diaria.

El documento presentado por el gobierno ruso consta de 25 puntos y en él se presentan las distintas acciones a seguir dentro del plan de transición, el organismo responsable de liderarla, el plazo de ejecución y los resultados esperados.