Referencial

 

Google lanzó hace unos días un nuevo paquete de actualizaciones de su algoritmo de búsquedas. Si bien el guarismo denominado Panda se encuentra activado desde abril en sus versiones anglosajonas, recién funciona en otros 40 idiomas, entre ellos el español.

Con estas novedades, el gigante de Internet pretende posicionar en su motor de búsqueda a las páginas web de mayor calidad y sancionar a las que no se ajustan a sus exigencias.

Google considera que los sitios que realizan tratamientos profundos de la información, que no repiten artículos de otras páginas, que no tienen faltas ortográficas, entre otras cualidades, son de calidad.

“Esta actualización está diseñada para reducir el ranking de los sitios de baja calidad como aquellos que copian contenidos de otras webs”, señaló la empresa.