Foto: Difusion

Un grupo de programadores asegura que posee las claves de seguridad de la consola de juegos de Sony, la Playstation 3. Gracias a estos códigos los usuarios podrán utilizar copias de juegos en sus consolas y software casero sin que Sony pueda hacer algo para impedirlo, como lo ha hecho hasta el momento.

"Fail 0verflow" ha anunciado que dispone de los códigos de seguridad de la Playstation 3. Estos códigos son una especie de firma digital que protege los contenidos de todas las consolas. Hasta ahora nunca se había conseguido obtener los códigos de otras consolas. Estos códigos son la herramienta de seguridad de los dispositivos para reconocer que los contenidos que se tratan de ejecutar están autorizados.

Como informa Elmundo.es cada compañía tiene su propia firma y es prácticamente imposible conseguirla. En otras plataformas se ha recurrido a otros sistemas para "engañar" al sistema para que acepte contenidos no oficiales o copiados. Los encargados de conseguir los códigos de la Playstation 3 podrían haberse beneficiado de un error en el proceso de encriptación de la consola de Sony, posiblemente producido en su última actualización.

Este anuncio significaría un problema de seguridad que Sony no podría solucionar. Estos códigos se encuentran en todos los juegos y aplicaciones de la consola, por lo que la compañía no podría cambiar los códigos ya que dejaría inservibles todos los contenidos publicados hasta el momento. De esta manera Sony no podría evitar en el futuro próximo que los usuarios utilicen "software" casero ni copias en sus consolas.

El fallo en la seguridad de la Playstation 3 puede permitir a los usuarios realizar el conocido "jailbreak" sin necesidad de dispositivos de "hardware" e independientemente de la versión de la consola que tengan. El problema puede ser aún mayor para Sony, ya que en el futuro, si quiere fabricar una nueva consola, la retrocompatibilidad puede ser un serio problema ya que debería cambiar los códigos de seguridad.

La publicación de los códigos de seguridad marcaría un antes y un después para la Playstation 3. En su día otras videoconsolas como la Wii de Nintendo o la Xbox de Microsoft pasaron por descubrimientos similares, pero nunca supusieron vulneraciones de seguridad tan serias como las de la consola de Sony.