Hackeo
La compañía dice que ha descubierto que sus sistemas fueron infiltrados "más allá de la presencia de código malicioso de SolarWinds". | Fuente: Unsplash

El ataque masivo al software SolarWinds realizado por hackers (cuya procedencia ha sido vinculada a Rusia) a inicios de diciembre ha tenido graves consecuencias. Microsoft, durante su investigación, ha confirmado que el grupo de piratas obtuvo acceso a su código fuente.

Según la compañía, citado por Reuters, ha revelado que ha hallado irregularidades en una “pequeña cantidad de cuentas internas” y que una ellas “se había utilizado para ver el código fuente [de la empresa] en varios repositorios de códigos fuente”.

Microsoft está buscando ser lo más transparente con la información conseguida por Solorigate, como ha sido bautizada su investigación.

En una publicación de blog, la empresa ha mencionado que “tampoco ha encontrado indicios” de que los sistemas de Microsoft “se hayan utilizado para atacar a otros”.

El ataque a SolarWinds comprometió a muchas empresas a nivel mundial. En un mapa hecho con telemetría del software Defender Anti-Virus de Microsoft, se puede identificar la gran cantidad de países a nivel mundial que ha sido afectado, exceptuando Rusia. 

La mayoría de clientes afectado están en los Estados Unidos, pero Microsoft ha identificado empresas e instituciones víctimas del ciberataque en Canadá, México, Bélgica, España, el Reino Unido, Israel y los Emiratos Árabes Unidos. 

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico. Para escucharlo mejor, #QuedateEnCasa.