captura youtube / UMC Utrecht

Un equipo de cirujanos del Hospital Universitario de Utrech de Holanda logró implantar de manera exitosa un cráneo de plástico generado por impresión 3D a una joven de 22 años, que sufría una rara enfermedad que afectaba esa parte de su cuerpo.

Los especialistas diseñaron un cráneo por medio de resonancias magnéticas y, posteriormente, imprimieron en plástico con tecnología 3D.

El cráneo de la joven aumentaba de manera progresiva su groso. Este fenómeno causaba dolores de cabeza y problemas de visión por la presión al cerebro.

La paciente continúa sin presentar inconvenientes después de tres meses de su intervención quirúrgica. Además, la cirugía fue exitosa debido a que dejó de presentar los síntomas de su enfermedad.

Los médicos esperan que esta técnica se aplique a otros casos, como el de un bebé que fue intervenido con una férula para mantener su tráquea abierta.