Un hombre neolítico ha vuelto a la vida después de pasar por la recontrucción forense más avanzada en los últimos tiempos.

La obra, que tuvo un costo de 27 millones de libras, fue por Oscar Nilsson, el artista forense sueco experto en recontrucción facial.

La cabeza fue construida a partir de un esquelto encontrado enterrado en un túmulo alargado a 1.5 millas de Stonehenge.

La evidencia indica que el hombre neolítico es de 25 a 40 años de edad. 

La obra se ha convertido en el monumento prehistórico más atractivo de Gran Bretaña.