Autos eléctricos
Biden se reunirá con General Motors, Ford y Chrysler para plantearse metas al futuro. | Fuente: Unsplash

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, quiere que el 50% de autos nuevos vendidos antes de 2030 sean totalmente eléctricos o, en su defecto, híbridos.

"Cuando digo que los autos eléctricos son el futuro, no bromeo", señala del presidente el miércoles por la noche a través de un tuit. “Y no hay vuelta atrás”.

El futuro es eléctrico

La Casa Blanca está planeando un evento sobre autos eléctricos y estándares de ahorro de combustible con el presidente Joe Biden y los directores ejecutivos de General Motors, Ford y la matriz de Chrysler, Stellantis NV. Esta semana, la administración planea proponer revisiones a los requisitos de economía de combustible hasta el año modelo 2026.

La administración ha estado presionando a los fabricantes de automóviles para que respalden un compromiso voluntario de que al menos el 40% de las ventas de vehículos nuevos sean eléctricos para 2030, ya que trabaja para reducir la contaminación por gases de efecto invernadero, informó Reuters la semana pasada.

El objetivo de los fabricantes de automóviles incluye vehículos híbridos eléctricos enchufables y eléctricos de batería completa, que también tienen motores de gasolina, y modelos de celda de combustible de hidrógeno, dijeron las fuentes.

Joe Biden también firmará una orden ejecutiva que encomienda a la Agencia de Protección Ambiental (EPA) y la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (NHTSA) desarrollar reglas agresivas a largo plazo para respaldar su objetivo 2030, que también incluyen vehículos de servicio mediano y pesado.

Por el lado de la política, la regla propuesta por la NHTSA buscará bloquear aumentos anuales promedio en la economía de combustible de poco menos del 4%, según Reuters, y un promedio final de toda la flota de alrededor de 52 millas por galón para los vehículos del año modelo 2026.

Mientras tanto, la EPA propondrá una regla que requiere reducciones de emisiones que escalen con las ganancias de economía de combustible propuestas, ya que el consumo de combustible y las emisiones del tubo de escape están intrínsecamente vinculados.

Estados Unidos se comprometió en una cumbre climática mundial este año a reducir las emisiones entre un 50% y un 52% para 2030, en comparación con los niveles de 2005.

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico. Para escucharlo mejor, #QuedateEnCasa.