EFE

El desplome mundial en las ventas de ordenadores personales ha vuelto a pasar factura al gigante de los microprocesadores Intel, que anunció caídas de un 25 % en el primer trimestre.

Intel reveló que entre enero y marzo obtuvo un beneficio neto de 2.045 millones de dólares, una cuarta parte de los 2.738 millones del mismo periodo de un año atrás, mientras su facturación fue de 12.580 millones, el 2,5 % menos que en el mismo trimestre de 2012.

La firma californiana presentó sus cuentas unos días después de que se conociera que las ventas mundiales de ordenadores personales se hundieron en el primer trimestre, lo que viene a confirmar el consabido declive del negocio de PC.

Según datos de la consultora International Data Corporation (IDC), entre enero y marzo se despacharon un total de 76,3 millones de PCs nuevos, un 13,9 por ciento menos que un año antes, el mayor descenso interanual desde que se tienen registros.

El mal momento que atraviesa el negocio de los ordenadores personales, especialmente desde que el iPad de Apple puso de moda las tabletas en 2010, ha lastrado también los resultados de otros gigantes tecnológicos como HP o Microsoft.

Las ventas de su división de microprocesadores para ordenadores personales, el principal negocio de Intel, retrocedieron en el primer trimestre el 6 % hasta 7.992 millones de dólares, mientras que las de su negocio de chips para móviles descendieron el 9 %. EFE