El dron Kargu-2 de STM.
El dron Kargu-2 de STM. | Fuente: STM

La Organización de Naciones Unidas (ONU) ha informado de un hecho preocupante: un dron atacó a personas de manera autónoma.

Nuevas generaciones de drones pueden funcionar sin un operador y atacar en base a Inteligencia Artificial, algo que ha causado que se pida su prohibición.

Este caso se registró en junio de 2020 en Libia, con drones STM Kargu-2 de fabricación turca. Un informe describe la persecución a un convoy efectuada por drones.

“Los convoyes logísticos y las fuerzas afiliadas a Haftar en retirada fueron posteriormente perseguidos y atacados a distancia por vehículos aéreos de combate no tripulados o sistemas de armas autónomos letales como el STM Kargu-2 y otras municiones de merodeo. Los sistemas de armas autónomos letales se programaron para atacar objetivos sin requerir la conectividad de datos entre el operador y la munición: en efecto, una verdadera capacidad de ‘disparar, olvidar y encontrar’.”

Uno de los anexos que muestra el STM Kargu-2.
Uno de los anexos que muestra el STM Kargu-2. | Fuente: Naciones Unidas

El informe de las Naciones Unidas recuerda el despliegue de los STM Kargu-2 incumple con la resolución 1970 (2011).

De temer

Los Kargu-2 de la empresa STM puede coordinarse como un enjambre y atacar objetivos de “manera inteligente”.

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico. Para escucharlo mejor, #QuedateEnCasa.

Sepa más: